Preguntas frecuentes

¿Qué me permite saber la prueba de DNA que no sepa ya?

A través de los años, hemos conocido por medio de nuestros familiares directos, véase padres, abuelos y bisabuelos, que personas pertenecieron a nuestra familia y con esa información poder armar un árbol filogenético. Sin embargo, desconocemos más allá de nuestros bisabuelos. No conocemos como fue que llegaron al lugar en donde actualmente residimos, ni los lugares que transitaron hasta llegar a donde nos encontramos. Con la prueba de DNA será posible encontrar dónde vivieron nuestros ancestros, a que tribu pertenecieron y con quienes se relacionaron.

¿Los resultados son difíciles de entender?

Una vez obtengamos nosotros los resultados, los procesaremos y entregaremos vía correo electrónico en un formato sencillo de entender. Sin embargo, si presenta dificultades puede comunicarse con nosotros vía e-mail. Estaremos encantados de resolver sus dudas.

¿Extraer mi DNA es doloroso?

En lo absoluto. Nosotros trabajaremos con el DNA obtenido del raspado bucal. Este raspado se realiza por usted mismo con ayuda de hisopos, frotando la pared de su mejilla durante aproximadamente 45 segundos. Sin necesidad se sangre o saliva.

¿Se puede utilizar esta prueba como documento legal?

No. Esta prueba solo te permite conocer tu genealogía, tus raíces y quienes se encuentran vinculados contigo (padres, abuelos, hermanos, parientes lejanos). No es una prueba, como la de paternidad, que pueda ser presentado ante el Tribunal como documento legal.

¿Es necesaria la muestra de DNA de mis padres para obtener el resultado?

No es necesaria pero si recomendado si se quiere conocer más acerca del árbol filogenético de cada uno de los padres. Las muestras se analizan individualmente, pero los resultados pueden responder la información faltante del hijo.